FARÁNDULA

Los duques de Sussex se compran una lujosa mansión por más de 14 millones de dólares

duques de sussex
Los duques de Sussex compraron lujosa mansión/ Foto: Gtres

Acostumbrados a los palacios y la comodidad, los duques de Sussex decidieron comprar una mansión de 9  habitaciones y 16 baños en el exclusivo Montecito, Santa Bárbara (California), por 14.65 millones de dólares.

La compra se habría hecho efectiva el 18 de junio, fecha en que el príncipe Harry y Meghan Markle se convirtieron en vecinos de las celebridades Oprah Winfrey, Natalie Portman y Ellen DeGeneres.

También te puede interesar: La espectacular fiesta de la hija de Sandra Barrios a la que no fue Jessi Uribe

La casa cuenta con 1.353 metros cuadrados y es conocida como “The Chateau”. Se encuentra construida en 2.18 hectáreas y tiene setos inmaculadamente recortados que bordean las puertas de entrada con pilares de piedra de la propiedad.

La información fue divulgada por el Daily Mail, medio que además pudo obtener los datos de la transacción económica. La hipoteca del inmueble ascendió a 9.5 millones de dólares.

El nuevo hogar de los de sangre azul tardó casi 5 años en levantarse e incluye una biblioteca, una oficina, un spa con sauna seca y húmeda separada, sala de yoga, un gimnasio con barra para desnudistas, sala de juegos, sala de cine, bodega en el sótano como si se tratara de un pasaje de Game of Thrones y estacionamiento para 5 vehículos.

Pero no es todo, ¡aún hay más! El exterior de la propiedad cuenta con más de 20 kilómetros cuadrados distribuidos en una enorme piscina, zona de parrillera, un parque de juegos infantiles, jardines, patios y una casa para los invitados.

casa de los duques de Sussex
Vista aérea de la nueva mansión de Meghan Markel y el príncipe Harry/ Foto: Marie Claire

Se ha difundido que el vendedor de este palacio en suelo estadounidense fue el magnate ruso Sergey Grishin, que compró la mansión por más de 25 millones de dólares en 2009 y trató de vender la casa por hasta 34 millones de dólares antes de aceptar una pérdida.

Grishin también fue propietario de la conocida mansión Scarface, casa donde se filmó la película de 1983 de Al Pacino, y que se vendió por la módica cifra de 12 millones de dólares en 2015.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: