El papa Francisco / Foto: Max Rossi/Reuters

Realmente es una imagen que quedará para la historia en la mente de muchos: tras rezar el Ángelus dominical en la biblioteca del palacio apostólico del Vaticano, el Papa Francisco se asomó a la ventana e impartió la bendición a la Plaza de San Pedro y esta se encontraba totalmente vacía. El simbólico gesto ocurre en medio de la cuarentena impuesta en Roma y muchas otras ciudades del mundo para detener la difusión del Coronavirus COVID-19.

También te puede interesar: Luisa Fernanda W le ganó batalla judicial a Nicolás Arrieta

El Vaticano anunció oficialmente que el Papa Francisco celebrará todas las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa sin la presencia física de fieles a causa de la emergencia del coronavirus, según anunció la Prefectura de la Casa Pontificia.

“Esta Prefectura se apresura a informar que debido a la actual emergencia sanitaria, todas las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa se llevarán a cabo sin la presencia física de fieles”, se lee en una breve comunicación.

Cabe resaltar que el Papa Francisco estuvo ausente en sus conferencias hace un par de semanas, lo que motivó al mundo católico a pensar que estaba infectado con el COVID-19. Sin embargo, la oficina de prensa del Vaticano desmintió dicha información.

También te puede interesar:¡BOMBA! La ex de Jessi Uribe reveló como descubrió la infidelidad del artista