Saltar al contenido.

Ricky Martin se confiesa: es «superfeliz» desde que admitió ser gay

Ricky Martin

Ricky Martin/ Foto: AFP

En 1999, el cantante puertorriqueño Ricky Martin estaba en la cima del mundo gracias a los éxitos de sus temas, sobre todo con Livin’ la Vida Loca, pero algo le faltaba a su vida y lo hacía sentir por el suelo.

El boricua se desahogó en el episodio más reciente de la estación Proud Radio, de la plataforma Apple Music.

La entrevista se publicó este lunes y en ella se pudo escuchar al astro de la música contar parte de su vida.

Con el álbum homónimo, Ricky tenía la sensación de ser «el rey del mundo»“Mi música se escuchaba en todo el planeta, a pesar del idioma. Yo pude haber saludado a Dios, pero no estaba dándolo todo. Me sentía triste y deprimido”, sostuvo.

También te puede interesar: #Coronavirus | Ricky Martin tilda de “locura” la actitud de Trump frente al Covid-19

“Podía pararme sobre el escenario, porque esa era la única manera en la que podía balancear mis emociones de esa gran tristeza que cargaba”, agregó.

En aquel entonces, Martin se encontraba de gira en Australia y tenía agendado continuar presentándose en Suramérica.

Pero decidió parar el tour para internarse en su casa, pues consideraba que necesitaba “silencio, llorar, enfadarse y perdonarse por haber alcanzado ese nivel de estrella”, hasta que se tomó tiempo, paralizando su carrera.

En ese proceso, consideró que era hora de “poner todo en orden” en su vida, pero todavía no era hora para admitir públicamente que le gustaban los hombres: no estaba listo.

Fue entonces que empezó a escribir sus memorias, proyecto que no concluyó porque “era un vínculo que estaba tratando de evitar”.

En ese momento se dio cuenta de que debía sincerarse con él mismo y admitir si era homosexual o bisexual.

“Y ahí dije: ‘Rick’, eres bien afortunado, un hombre homosexual. Eres homosexual”, reflexionó, para entonces comenzar a escribir su autobiografía, Yo, y al culminarla “enloquecer en llanto”.

“Y he estado superfeliz desde ese momento. Así que eso fue más o menos lo que estaba pasando conmigo cuando estaba viviendo la vida loca”, recordó.

Ahora, a sus 48 años, disfruta de un matrimonio aparentemente feliz con el artista plástico Jwan Yosef, con quien cría cuatro hijos: Lucía Martin-Yosef, Valentino Martin, Renn Martin-Yosef y Matteo Martin.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: