La reina Isabel II, Meghan Markle, el príncipe Harry n el balcón de Buckingham / Foto: Guetty Images

Tras la decisión tomada la semana pasada por los duques de Sussex de abandonar sus deberes como miembros “mayores” de la Familia Real, la Reina Isabel II emitió un comunicado después de sostener una reunión extraordinaria con su hijo Carlos, el Príncipe de Gales, y su nieto William, el Duque de Cambridge.

En el escrito la Reina anunció que se acordó un período de transición en el que Harry y Meghan pasarán tiempo entre Canadá y Reino Unido.

“Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como familia joven, por lo tanto, se acordó que habrá un período de transición en el que los Sussex pasarán tiempo en Canadá y Reino Unido”, señala en el comunicado la monarca británica.

“Estos son asuntos complejos que mi familia debe resolver, y aún queda mucho trabajo por hacer, pero he pedido que se tomen decisiones finales en los próximos días”, agregó.

Después de estos sucesos sin duda alguna la Monarquía va rumbo a una “modernización”, más alineada a las familias reales de otros países de Europa, así lo hizo suponer el diario The Guardian en un articulo publicado.