Foto de referencia: Pixabay

El Cheesecake es uno de los postres más comunes del mundo, su preparación base puede ser de Ricotta, requesón o queso crema y hay cientos de versiones en la que algunos optan por mermelada o chocolate.

En la receta que les traemos hoy la protagonista es la mandarina, un toque cítrico que le encantará a tu paladar.

Cheesecake de mandarinas

INGREDIENTES

1 paquete de galletas dulces
85 g de mantequilla derretida
Para el relleno
450 g de queso crema
5 huevos
1 lata de leche condensada
1 pizca de sal
2 kg de mandarinas
1 taza de crema de leche

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 200ºC.

Moler o procesar las galletas, mezclarlas con la mantequilla derretida hasta formar una masa. Presionar la galleta molida en el fondo y parte de las paredes de un molde redondo y desarmable de tartas. Reservar.

Pelar las mandarinas, separar sus gajos y retirar la membrana blanca que las recubre, licuar. De ser necesario, usar un poco de agua. Colar el jugo obtenido.

Llevar el jugo a una olla a hervir hasta reducirlo a 2 tazas, enfriar y reservar.

Batir el queso crema hasta que esté suave, agregar lentamente los huevos, la leche condensada y la sal, mezclando todo muy bien.

Incorporar el jugo de mandarinas y la crema de leche a la preparación, mezclar bien hasta integrar todos los ingredientes.

Verter la crema de mandarinas en el molde, llevar al horno a 180ºC durante 1 hora y 10 minutos aproximadamente. El cheesecake estará listo cuando al sacudirlo ligeramente, la crema en el centro se mueva.

Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.

Decorar con gajos de mandarina en almíbar.

¡Buen provecho!

Vía: cocinayvino.com

Te puede interesar: VIDEO: Prepara 6 deliciosas recetas con papa