La cantante Dulce María fue estafada por la empresa organizadora de su boda, así lo confirmó en entrevista con el programa Saga Live.

Durante la entrevista confirmó que tuvo que posponer su boda con el productor Francisco Álvarez, debido al fraude del que está siendo victima, relató que ya habría pagado el servicio y ahora los organizadores no responden a sus llamadas.

“Se quedaron con nuestro dinero, resulta que se les pasó decirnos el pequeño detalle de que no tenían lugar consagrado para casarnos”, aseguró la cantante.

“Nos dijeron que nada más nos pueden regresar el 10 por ciento del anticipo y nos bloquearon del teléfono”, detalló.

Dulce María espera conseguir pronto otro recinto y contemplar otra fecha pero ya no en Tepoztlán, sino en la Ciudad de México, sin embargo los planes continúan viento en popa y con el mismo ánimo.